Cuando el sol deje de brillar

Y las nubes lo vengan a ocultar

Cuando el viento no deje de soplar

Y se lleve mi alma a otro lugar.

Cuando las sonrisas cambien su dirección

Me será imposible tararear aquella canción

Cuando mis actos ya no tengan intención

Habré sucumbido ante esta oración.

Cuando tu rostro no pueda reconocer

El destino habrá caído sobre mi, como el atardecer

Cuando mis sentimientos terminen de desaparecer

Habré completado el ciclo y esta lugar habré de perder.

Anuncios