¿Le temes a la muerte?

Yo no, siempre he dicho que le temo más a la vida que a la muerte, no es por ser pesimista pero es totalmente aterrador ver en lo que se convierte el mundo cada día que pasa. Mi vida no es muy interesante, a excepción de dos o tres capítulos que viví, quizá el último se lleva los aplausos, quizá… Siempre he sido silencioso, no me hago notar, me gusta pasar desapercibido y así lo hago también con mis sentimientos o con los problemas que pueda estar pasando, no se por que soy así, pero se que desde niño que lo soy.

A mis cortos 23 años he experimentado muchas cosas, o eso creo, he tenido amores y desamores, también adicciones (malas), he conocido gente y he perdido a otros, también amé y también deseé no volver a hacerlo. He sido feliz, muy feliz, como así también he hestsdo sumergido en la más devastable depresión recordándome todos mis defectos, siempre ha sido un sube y baja en todo, trabajo, estudio, vida social, amorosa, personal… Hoy es de esos días en los que me siento como aquellos años en los cuales estaba hundido, cuando no tenía ganas de nada, ni siquiera de pedir ayuda, a excepción de ahora que si desearía que llegara alguien y me sacara de este encierro depresivo.

Los días vuelven a ser grises, y me vuelvo a encontrar una vez más en este lugar, un lugar que es muy frecuente, a veces vengo a pensar, otras vengo a lamentarme, he venido a llorar, como también he venido para recordarte. El mismo lugar, exactamente es el mismo lugar, se que debería seguir mi camino y no detenerme aquí pero me es imposible siquiera evitar mirarlo.

Los días vuelven a ser grises, y me gusta, dentro de toda esta miseria al menos puedo sacar de mi interior algo que realmente son mis palabras y no algo fingido.

Anuncios