Ha pasado tiempo ya, que no se nada de ti, meses. Cada día me pregunto como estarás o como fue tu día imaginando alguna respuesta alentadora. Han pasado meses ya y aun no logro aceptar el hecho de que ya no estemos juntos, no hay día que no te recuerde o conversación en la que no salga tu nombre (inconscientemente en mayoría) cada noche pienso en ti antes de ir a dormir, dejando un par de canciones que solíamos escuchar juntos de fondo. Me pregunto como estarás, si estás bien o si estás triste, si acaso piensas en mi o si ya me olvidaste, son preguntas frecuentes en mi mente cada día las cuales siempre logran bajonearme más, a veces creo que hasta mi nombre te suena extraño y que ahora ya estas mejor y eres feliz, que ya comenzaste tu nueva vida y todo lo que ocurrió solo es parte del olvido y que me convertí en eso, olvido, ni siquiera un recuerdo.

Del solo hecho de pensar que puedes estar con alguien más me hace apretar los dientes y mis puños, desata en mi los celos y un montón de pensamientos que solo me envenenan. Pero al final dentro de la resignación he logrado aceptar de que tienes que ser feliz y no puedo impedirtelo, si logras encontrar esa felicidad en otro hombre debo aceptarlo y estaré muy feliz por ti, de verdad que intente ser el mejor, quería ser el mejor para ti, quería pasar todo el tiempo contigo y planear nuestras vidas a futuro, lo cual no se veía muy lejano. Espero te encuentres bien, espero seas feliz, espero que tu alma haya encontrado paz y puedas estar tranquila, yo ya me resigne hace rato a “Ser Nadie” para ti, por más que espere verte no pasará, por más que desee que llegue un mensaje tuyo no llegará, que por más que quiera encontrarme contigo eso no sucederá. Cada noche veo el teléfono y me quedo mirando tu número a veces estoy horas así pensando en llamar, o enviar un texto x, me gustaría decirte un montón de cosas, tengo muchas cosas que me gustaría compartir contigo y que lamentablemente me he tenido que guardar por que con nadie más puedo decirlas, si me permites pedirte algo aunque no tenga el derecho a hacerlo, te pido que por favor no dejes de venir a mis sueños, aunque sea por unas horas ahí soy feliz contigo.

Ya han pasado meses y entendí que entre nosotros nunca más habrá una conexión ni amistad, así que si encuentras esa felicidad que tanto buscas, en otra persona espero que lo atesores y lo disfrutes a más no poder, así como yo encontré esa felicidad única el día en que te conocí. Te deseo lo mejor, de verdad que si, siempre te voy a querer y te recuerdo como lo más lindo que me pudo pasar, gracias por todo, en serio gracias.

Anuncios