Hoy desperté y el día estaba nublado, así como mi mente, mis sentimientos, mis pensamientos… El día estaba frío, recuerdo exactamente la última vez que estuvo así, donde también llovió, fue para mi cumpleaños, día que pasamos juntos. Hoy miro el cielo mientras las gotas se estrellan en mi rostro y recuerdo ese momento, muchas cosas vienen a mi mente y por muy angustiado que pueda terminar, mi reacción final siempre es una leve sonrisa la cual es producida por el recuerdo de todos esos buenos momentos.

El día está frío, como todas esas noches que no he podido pasar a tu lado, se siente como el frío perfora mi ropa intentando atacarme, como cada noche donde no tengo tu calor para protegerme. La gente usa paraguas, yo siempre los he evitado por que me gusta la sensación de ser uno con la lluvia, caminar entre los charcos intentando no resbalar. El ambiente se torna un poco más frío, melancólico, nostálgico, solitario… Puedo sentir como tu esencia me acompaña cada día, aunque tu no estés en cuerpo siempre me acompañas en alma donde quiera que voy.

Hoy es un día frío, como mi corazón dañado y congelado tras toda esta situación, y aunque por más apedreado que esté, por más disfuncional que esté, por más roto que esté… Siempre tendrá un poco de fuerzas para seguir latiendo por ti.

Anuncios