Mañana es un día importante, mas bien, mañana y el martes, es la demostración de todo lo que ha sido este año a ver si valió la pena o si debo esforzarme mas, eso lo sabremos ya el próximo mes. Hoy fue un día tranquilo, no fue como lo esperaba, o mejor dicho, como quería que fuera, no tengo la compañía que pensé tener, no estoy en el lugar que quería estar y no estoy haciendo lo que quería hacer en este día.

Hace ya unas tres semanas que no puedo dormir bien, me despierto a mitad de la noche o muy temprano lo cual no me deja dormir mas cuando lo intento, no he podido descansar como debiese hacerlo, no se si estaré en la forma óptima para rendir este desafío, al menos yo no me descarto. Las ansias son muchas, el nerviosismo no es casi nada, supongo que ya mañana aparecera pero por ahora estoy tranquilo con eso, es mas bien, la frustración lo que me tiene mal, no creo que me vaya a ir bien e igual no seria malo ya que significa que no estoy preparado y debo esforzarme mas pero también seria esfuerzo y un año entero botado a la basura. Me siento indefenso ante todo esto, desconozco el proceso y las cosas que debo hacer despues, mi fuente mas directa ha desaparecido y he quedado solo a la intemperie.

Han sido días malos, agotadores, tristes, melancólicos… Tengo pena, quisiera llorar a mares, tengo una incertidumbre tremenda. Soy porfiado, lo se, me cuesta asimilar las cosas y respetarlas, me ha costado demasiado creer que todo esto esta pasando de verdad, me siento tan solo en este momento, cuando creía que estaría mas apoyado… Nunca me había costado tanto disfrazarme para todo el mundo demostrando que no me pasa nada, de que estoy tranquilo y bien, cuando por dentro estoy cayéndome a pedazos, ni siquiera pedacitos, sino pedazos inmensos.

Solo me gustaría recibir un mensaje, solo uno que dijera “Tranquilo, todo va a estar bien” o que solamente dijera “Suerte” nada mas, me conformo solo con eso, para poder salir de este abismo de la angustia en el cual estoy atrapado.

†††

Anuncios