Los días avanzan y todo se complica más, creo que intentar hacer lo mejor no es lo mío, ya que cuando lo hago las cosas empeoran, no se que tengo en la cabeza, no me explico algunas reacciones que tengo, es como si no me conociera. Pensé que podía llevar esto de la mejor manera y quiero hacerlo pero me es difícil, puede durarme un rato, pero no todo el día, ya que mis pensamientos se encargan de atormentarme y destruirme. 

No quiero seguir hundiendome en este agujero y tampoco quiero que lo hagan las personas a mi alrededor, tengo dos días, al menos para calmar mi mente u ordenar mis pensamientos. 

Anoche fue extraño, era la primera vez que me iba a quedar solo en casa y no tenia la compañía que me hubiese gustado, pero aún así me sirvió para pensar, creo que en parte esa es la tranquilidad que estaba buscando, poder estar en un lugar silencioso donde no oír nada más que mis pensamientos. Aproveche de escuchar un par de CD’s y tomé el lápiz con el papel para escribir, ya que eso me calma bastante y me ayuda a sacar de lo más profundo de mi las cosas que no puedo decir, es una práctica que con los años fui entendiendo y fui entrenando, así que hoy seguiré con mi relato. 

Anoche pensaba y pensaba, o más bien desde que comenzaron estos problemas, en lo que hice el año pasado, y sinceramente no me puedo explicar que tenia en la cabeza para hacer semejantes estupideces, intento darle vueltas y vueltas o buscar alguna justificación pero no, no la hay, y por cada vez que lo vuelvo a pensar, cada vez encuentro más errores y me arrepiento el doble que la vez anterior, hasta el punto de darme asco. 

Anuncios