Cada día que pasa tengo más motivos para levantarme y contagiar alegría a los demás, a pesar de que las cosas últimamente no van tan bien siempre hay algo que te rescata y te sube el animo, a mi, caminar mientras escucho música me ha funcionado bastante bien, hasta el punto que voy de tan buen ánimo que en la mañana me da ganas de decirle “Buenos días” a cada persona que pasa por mi lado. A veces he llegado a pensar que hay veces en las que las personas desconocidas te sacan más sonrisas que aquellos que conoces, me ha pasado ya un par de veces en el trabajo con gente que viene de la nada y me regala una sonrisa acompañada de un rato agradable, cosa que no se ve todos los días pero que se valora demasiado cuando ocurre. En fin, como dije, a pesar de la tormenta, yo sigo en pie con mi ánimo, mi alegría y mis ganas de salir adelante, quien quiera acompañarme en este viaje, bienvenido sea.

Anuncios